Alerta en el campo de la salud

Octubre nos dejó una alerta en el campo de la salud del Centro Internacional de Investigación sobre Cáncer (CIIC), órgano científico de investigación en humanos de las causas del cáncer de la OMS haciendo conocer el riesgo que significa para el Cáncer (CA) de colon el consumo de carnes procesadas y carnes rojas.

Estas instituciones como el CIIC no definen el riesgo o probabilidad de daño a los seres humanos, se considera la fuerza de la evidencia científica para establecer una posible o probable asociación con el cáncer. La evaluación de la evidencia científica se hace utilizando una escala de riesgo de cinco grupos clasificatorios para evaluar la solidez de la información científica, y definir una posible asociación con el cáncer en los seres humanos.

La carne procesada fue clasificada en el Grupo 1 como cancerígeno para los seres humanos, la evidencia ha probado que es un agente que se asocia con el cáncer en seres humanos, mientras que las carnes rojas se consideraron en el Grupo 2A como probablemente cancerígenas para los seres humanos, existe evidencia limitada de una asociación con el cáncer en humanos, pero existen pruebas suficientes de asociación con el cáncer en animales de experimentación; existen además un Grupo 2B que comprende los posiblemente cancerígenos para los seres humanos, Grupo 3 en el que la evidencia indica que no es posible clasificarlo como un agente cancerígeno y el Grupo 4 donde existen pruebas para demostrar que estos agentes no están asociados con el cáncer en humanos.

Se ha considerado en el informe que el 50 gr. De carne procesada consumida diariamente aumentan el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%. Están en ese grupo de carnes los embutidos, las que han sido  transformadas a través de la salazón, fermentación, el ahumado y otros procesos para mejorar el sabor. La importancia de esta noticia se da por el gran consumo de carne procesada en el mundo, la relevancia es epidemiológica, desde el punto de vista individual como riesgo de desarrollar cáncer es pequeño y verdadero, pero este riesgo aumenta con la cantidad de carne procesada consumida. En el país el consumo de carne procesada es en promedio bajo, siendo el riesgo de continuar consumiendo cantidades moderadas de carnes procesadas de poco riesgo.

Las carnes rojas en el informe están en la categoría 2A, que puede ser probablemente cancerígena, la evidencia que existe para relacionarla con el cáncer en humanos no es suficiente, pero existen pruebas de asociación con el cáncer en animales de experimentación. Su consumo por encima de 100 gr. Diarios causaría cáncer colorrectal y de próstata, el riesgo es relativo e individualmente bajo, aumentando con el consumo de carne.

En el país el consumo de carnes está por debajo del promedio deseado y siendo bajo el consumo promedio, es pequeño el riesgo de contraerlo. La carne tiene un importante nivel de proteínas, vitaminas, minerales y micronutrientes que son importantes para combatir de manera eficaz la sub nutrición y malnutrición existente en el país.

Sería importante combinar en la ingesta alimentaria de proteínas animales una cantidad no menor de 20 gr por día donde existía pescado, aves, huevos y considerar algunos días de la semana con carnes rojas, procurando que los métodos de preparación eviten el contacto directo con el fuego y las altas temperaturas, procurando para estos alimentos usar vapor, estofados y el horno.

Dr. Rogelio Sueiro Medico del Servicio de Salud