Varicela

Enfermedad contagiosa causada por el virus de varicela zóster, que también es responsable del herpes zóster en los adultos.

¿Como se contagia la varicela?

  • Se transmite a través de pequeñas gotas de secreciones del tracto respiratorio que son transportadas por el aire, especialmente cuando el enfermo tose o estornuda. También se contagia al estar en contacto con objetos que han sido contaminados.
  • Por este motivo, es importante que el paciente sea aislado: la probabilidad de transmisión entre los niños que asisten al mismo centro escolar o entre los miembros de la familia supera el 90%.

¿Cuál es el periodo de incubación?

La persona se contagia 1 o 2 días antes de brotar las erupciones, y continúa contagiando mientras las costras y ampollas están presentes, usualmente menos de una semana después de brotar. La varicela generalmente aparece entre 14 y 21 días después del contagio.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Fiebre, dolor de cabeza y estómago o pérdida del apetito durante uno o dos antes de brotar las ampollas. Esto síntomas duran entre 2 y 4 días después de la erupción.
  • Erupción vesicular en la piel en forma de manchas y ampollas que producen picazón, se desarrolla en la cabeza, cuerpo y se extiende en cara, brazos y piernas en un periodo de 3 a 4 días.

¿Cómo se previene el contagio de esta enfermedad?

La vacuna triple vírica, que protege contra la rubeola, el sarampión y las paperas, se muestra eficaz en casi la totalidad de las personas a las que se les administra. Es una vacuna combinada recomendada para personas adultas que no recibieron la inmunización durante la infancia.

¿Cuál es el tratamiento?

La varicela requiere una terapia antiviral y sintomática. La terapia sintomática se realiza con analgésicos, antihistamínicos y cremas o lociones que calman el picor. También son recomendables las compresas húmedas o los baños tibios para limpiar las heridas que se producen al rascar las ampollas y evitar posibles infecciones. En caso de infección bacteriana, se administrará antibióticos y si surgen complicaciones serias, se empleará medicamentos antivirales.

¿Cuáles son las complicaciones de esta enfermedad?

  • Las complicaciones se producen por acción directa del virus, por mecanismo inmune o por sobreinfección bacteriana. Los lugares donde se encuentran con mayor frecuencia son la piel, el aparato respiratorio y el sistema nervioso. Es frecuente la sobreinfección de las lesiones cutáneas, especialmente por Streptococcus beta hemolítico, aunque también por otros gérmenes de la piel, como S. Aureus o del ambiente.
  • A nivel del pulmón puede producirse una neumonitis viral con patrón intersticio – nodular, complicación grave, potencialmente fatal, muy frecuente en adultos, niños pequeños y pacientes inmunocomprometidos. En ocasiones no se diagnostica, pues puede ser  asintomática y revelarse solo por la radiografía de tórax. Las neumonías bacterianas  son más tardías y la entrada del germen está facilitada por las lesiones virales de la mucosa respiratoria.
  • En lo que respecta a las complicaciones neurológicas se encuentran la encefalitis, cerebritis, meningitis, mielitis transversas, síndrome de Guillain Barré, síndrome de Reye. La patogenia de las mismas no está bien definida, se menciona la acción directa del virus y mecanismos inmunológicos. La ataxia cerebelosa es más frecuente en niños, suele manifestarse en la semana siguiente a la erupción  y es de evolución generalmente benigna. La encefalistis es más frecuente en adultos y potencialmente fatal.
  • Otras complicaciones son miocarditis, pericarditis, hepatitis, nefritis, diátesis hemorrágica.
  • Varicela hemorrágica: es una forma grave de varicela donde las vesículas tienen contenido hemorrágico, hay petequias, sufusiones hemorrágicas y plaquetopenia, con mecanismo de CID.
  • Varicela en el inmunodeprimido: el virus varicela- zóster puede causar enfermedad grave en personas con deterioro de la inmunidad celular (neoplasias hematológicas o sólidas, uso de corticoides en altas dosis, citostáticos o radioterapia, inmunodepresión que sigue a los transplantes, sida). El riesgo de diseminación es mayor cuando la linfopenia es menor de 500/mm3.
  • La enfermedad grave se traduce en un periodo de incubación  más corto, aparición de nuevas vesículas después de 5 días del comienzo de la erupción, presencia de lesiones de varicela hemorrágica, y diseminación visceral que predomina en pulmón, hígado y sistema nervioso.