Papiloma Virus Humano (PVH)

El Papiloma Virus Humano (PVH) pertenece a un grupo de más de 100 tipos diferentes de virus, que incluye el virus que causa la verruga de manos y pies. De estos, cerca de 40 son transmitidos sexualmente e infectan el aparato genital masculino y femenino.

Los tipos 16 y 18 de PVH son los responsables del 70% de los casos de cáncer cervical. Mientras que los tipos 6 y 11 son los causantes del 90% de las verrugas genitales (lesiones superficiales).

La mayoría de las infecciones por PVH no presenta síntomas y desaparece sin tratamiento alguno en el transcurso de unos pocos años; sin embargo, algunas veces permanece por muchos años, lo que causa o no anormalidades en las células del cuello uterino.

¿Cómo se contrae el PVH?

El PVH es un virus de transmisión sexual. El contagio se da por medio del contacto genital (ya sea sexo vaginal o anal). Por lo menos, el 50% de las personas que ha tenido experiencias sexuales tendrá el PVH en algún momento de sus vidas.

¿Quién puede infectase con PVH?

  • Cualquier persona sexualmente activa, de cualquier color, raza, sexo u orientación sexual, puede contraer PVH. Tener muchas parejas sexuales es un factor de riesgo para la infección.
  • Aunque el PVH se transmite principalmente a través de las relaciones sexuales; si una mamá está infectada por PVH, su bebé puede también infectarse durante el parto vaginal.
  • La infección por PVH puede ocurrir tanto en las áreas genitales de las mujeres, así como en las zonas que, en los hombres, no estén cubiertas por el condón, pues este no cubre el área del escroto (la bolsa que recubre los testículos). Esta área es susceptible a la infección por el PVH.

“Por lo menos una de tres mujeres jóvenes sexualmente activas ha tenido una infección por PVH”.

¿Qué me puede pasar si me contagian el PVH?

  • El virus del papiloma humano produce infecciones en la piel y también afecta las mucosas del tracto ano genital, oral (boca, garganta) y respiratorio.
  • El área infectada permanece totalmente normal, es decir, su cuerpo controla el virus y tal vez nunca se entere que lo tuvo, transmitiendo la infección a otros.
  • En algunos casos, su cuerpo puede combatir la infección y el virus se va.
  • El virus produce cambios en las células del cuello uterino;  si no se le detecta a tiempo, puede producir cáncer de cuello uterino y, en algunos casos, verrugas genitales.

¿Qué hace a una persona más vulnerable al contagio del PVH?

  • Relaciones sexuales a edad temprana
  • Número elevado de parejas sexuales (promiscuidad)
  • No usar protección (condón) durante el acto sexual
  • Defensas bajas             
  • Historia de enfermedades de transmisión sexual de usted o cualquiera de sus compañeros sexuales
  • Consumo de tabaco
  • Situaciones de estrés o tensión

¿Cómo sé si estoy infectada por el PVH?

  • Cualquier persona que realice algún tipo de actividad sexual está expuesta a contraer el PVH.
  • La infección por PVH puede no tener signos ni síntomas, por lo que  probablemente no sabrá que se ha contraído.
  • La observación de las verrugas puede ayudar al diagnóstico.
  • La mayoría de las mujeres son diagnosticadas por medio de una  prueba llamada Papanicolao; además, existen otros exámenes especiales para detectar el virus. Muchas lesiones cervicales precancerosas se deben al PVH y pueden ser tratadas eficazmente si se detectan  precozmente.

“Más del 50% de mujeres y hombres sexualmente activos se infectarán por el PVH durante su vida”.

¿Existe tratamiento para el papiloma virus humano?

No existe tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento para las verrugas genitales?

Existen muchas opciones para tratar las verrugas en los genitales;  por ejemplo, la cauterización química. Pero, incluso después de que las verrugas son tratadas, existe la posibilidad de que el virus siga ahí y pueda ser transmitido a otros.

Si las verrugas no son tratadas, pueden desaparecer, permanecer en el mismo estado o aumentar en tamaño y cantidad.

¿Se puede prevenir la infección por papiloma virus humano?

  • La manera más segura de eliminar el riesgo de infección genital por PVH es evitar cualquier tipo de contacto genital con otro individuo.
  • Si tienes relaciones, es importante que sepas que puedes reducir tu riesgo de infección teniendo relaciones sexuales con una sola persona, que, a su vez, tenga relaciones sexuales solo contigo,  de lo contrario, es necesario el uso del preservativo.

¿Qué es la vacuna para el PVH y cómo funciona?

La vacuna no contiene virus, crea resistencia y  previene las infecciones de los PVH tipo 6, 11, 16 y 18, que son los virus más frecuentes.

Las pruebas realizadas con la vacuna demuestran únicamente problemas menores. Algunas personas presentan un poco de fiebre tras ser vacunadas; otras, irritación en el área donde se colocó la vacuna.

¿Es efectiva?

Sí, la vacuna tiene entre 95% y 100% de efectividad contra el VPH tipo 6, 11, 16 y 18

¿Quién debe vacunarse contra el PVH?

La Entidad Reguladora de Drogas y Alimentos de EEUU aprobó la vacuna en niñas y mujeres con edades entre los 9 y 26 años; sin embargo, esta puede ser aplicada al resto de la población de mujeres, aunque hayan tenido en alguna ocasión el PVH, ya que previene contra los otros tipos de virus y disminuye el riesgo de contagio. Es preferible vacunarse antes de comenzar cualquier actividad sexual.

¿Las personas que ya tienen el virus, deben vacunarse?

La vacuna no trata ni cura el PVH ya adquirido, solo ayuda a que una persona que ya tiene algún tipo de virus no se infecte con los otros protegidos por la vacuna.

¿Cuál es el esquema de vacunación?

Según el MINSA, el esquema se aplica en mujeres menores de 10 años es el siguiente:

  • 1° dosis: día de la vacunación
  • 2° dosis: a los 2 meses de aplicada la primera dosis
  • 3° dosis: 4 meses después de aplicada la tercera dosis