Neumonía

Infección producida por bacterias (neumococo) que atacan las vías respiratorias y pulmones, lo que puede ocasionar la muerte. Existe mayor predisposición en niños y ancianos, porque sus defensas están disminuidas.

¿Cuáles son los síntomas?

¿Cuál es el tratamiento?

Si la infección es de origen bacteriano, el objetivo es usar antibióticos; sin embargo, si la neumonía es causada por un virus, estos no son efectivos. En algunos casos, es difícil distinguir entre neumonía bacteriana y viral, de tal manera que se pueden prescribir antibióticos.

¿Cuáles son las complicaciones?

Los abscesos pulmonares son complicaciones poco frecuentes, pero son graves y ocurren cuando se forman cavidades de pus alrededor o dentro del pulmón. Algunas veces pueden requerir drenaje quirúrgico.

¿Cómo se previene está enfermedad?

Manteniendo buenos hábitos de salud, buena alimentación e higiene, descanso, ejercicio físico, etc., todo ello aumenta la resistencia a todas las enfermedades de las vías respiratorias.

La grupo etáreo con mayor riesgo de desarrollar la enfermad son los niños menores de 6 años y adultos mayores de 60, por lo que se recomienda la aplicación de la vacuna antineumónica.

¿Cuál es el esquema de vacunación?

Adultos: 1 dosis cada 5 años