Punto Edu | Protege tus ojos del sol

Que la radiación del sol puede ser perjudicial para la salud y que se debe proteger los ojos del sol es un problema del que mucha gente es consciente en términos generales, pero están lejos de ser conscientes de todo lo que implica. Todos utilizamos protector solar para proteger nuestra piel durante los meses más cálidos, pero no debemos olvidar proteger también nuestros ojos. Durante el verano pasamos más tiempo al aire libre y los estudios muestran que la exposición a la luz solar brillante puede incrementar el riesgo de desarrollar  pterigion, cataratas, degeneración macular relacionada con la edad y tumores en el ojo, incluyendo el cáncer.

La Academia Americana de Oftalmología nos ofrece los siguientes consejos para proteger nuestros ojos del sol: escoge lentes que bloqueen los rayos UV. No te dejes engañar por el color o el precio. La capacidad para bloquear la luz UV no depende del precio ni de la tonalidad oscura de los lentes de sol. Asegúrate  que tus lentes puedan bloquear los rayos UVA y UVB al 100%. Escoge lentes que cubran toda el área de los ojos. Idealmente, tus lentes de sol deberían envolver el área hasta la sien, de modo que los rayos solares no logren penetrar desde los costados. Además de lentes de sol, usa un sombrero. Los sombreros de ala ancha proporcionan la mejor protección para tus ojos. No confíes en los lentes de contacto. Incluso si estos cuentan con protección UV, recuerda que también es necesario utilizar lentes de sol. No permitas que las nubes te engañen. Los rayos solares pueden atravesar la neblina y las nubes de poco espesor. El daño en los ojos provocado por el sol puede ocurrir en cualquier época del año, no sólo en verano. Por eso, asegúrate de utilizar lentes de sol siempre que te encuentres al aire libre.

Nunca mires directamente hacia el sol, hacerlo —incluso durante un eclipse— puede provocar una retinopatía solar, la cual implica un daño en la retina del ojo causado por la radiación solar. Ten especial cuidado durante las horas pico de radiación solar. Lo mejor es evitar la exposición entre las 10 a.m. y las 2 p.m., horario en que los rayos solares UV son más fuertes. De todos modos, en caso de que debas permanecer al aire libre, es fundamental que protejas tus ojos.

No olvides a los niños y a las personas mayores en la familia, ellos también están expuestos al riesgo, por ello también debes proteger su vista con sombreros y lentes de sol. Como ves, resguardarse del sol no es demasiado complicado. Al seguir estos sencillos consejos, tus ojos estarán debidamente protegidos y reducirás al máximo los riesgos. Sin embargo, si ya presentas algún inconveniente o tienes alguna duda sobre tu salud ocular, no dudes en acercarte al Servicio de Salud de la universidad, donde gustosamente te atenderemos.

¿Te gustó este artículo? Dale un like a nuestro Facebook Servicio de Salud PUCP.

Por:

Mary Portugal

Médico Oftalmóloga

Servicio de Salud

Fuente: Punto Edu.