Enfermedades de las mamas

Hay varias enfermedades que pueden afectar la mama en la mujer. Algunas son benignas, es decir, no atentan gravemente contra la salud o vida de la persona. Otras, por el contrario, son enfermedades malignas, las cuales alteran seriamente la calidad de vida y ponen en grave riesgo la salud.

Existen, por ejemplo, los tumores llamados fibroadenomas y los quistes mamarios, los cuales deben ser identificados y tratados. Los síntomas en las mamas pueden ser propios o el reflejo de alguna enfermedad.  Por ejemplo, cuando sale secreción de las mamas puede reflejar la presencia de tumores u otras enfermedades glandulares.

También hay síntomas en la mama que dependen de los cambios que se experimenta durante el mes: dolor y aumento de volumen, que no son graves, pero que pueden ser tratados para mejorar la calidad de vida de la persona.
Dentro de las enfermedades malignas, el flagelo es el cáncer de mama.

¿Qué es el cáncer de mama?

Es el crecimiento sin control de algunas células que conforman la mama, las que producen un nódulo o tumor que tiene la capacidad de invadir y destruir los tejidos cercanos, incluso trasladarse a tejidos lejanos (metástasis) y proliferar ahí.

El cáncer de mama es el más frecuente de la población femenina.

Gracias a los avances médicos, la participación de la mujer en campañas de prevención y detección precoz, se ha conseguido que aumenten los índices de supervivencia de las mujeres afectadas.

¿Qué tipo de enfermedades o signos de la mama nos deben preocupar?

  • Bultos o nódulos mamarios que se palpan previamente y que persisten tras la menstruación.
  • Secreción de líquido por el pezón (transparente, lechoso o sanguinolento).
  • Retracción del pezón.
  • Ulceraciones, enrojecimiento (cambio de coloración), retracción de la piel de la mama (cambios en el aspecto de la mama).
  • Dolor punzante en alguna parte de la mama que persiste tras la menstruación.

No olvide que cuanto antes se realice una evaluación, mayores serán las posibilidades de curación. En la mayoría de los casos, estos signos o síntomas pueden corresponder a algún problema benigno de mamas, solo un pequeño número corresponderá a un proceso maligno.

Factores de riesgo

No se conoce el origen exacto del cáncer, pero hay varios factores de riesgo:

  • Edad: con mayor frecuencia entre los 45 y 65 años, pero puede afectar a cualquier mujer.
  • Factores hormonales: primera menstruación a temprana edad o última regla tardía.  No embarazos. Hormonoterapia de reemplazo.
  • Antecedente familiar de cáncer de mama
  • Algunas enfermedades benignas de la mama
  • Dieta hipercalórica, obesidad, consumo de alcohol y grasas
  • Tabaco

Detección precoz del cáncer de mama

  • Autoexploración: Realizada por la misma persona, si aún menstrúa, entre el quinto y séptimo día de iniciada la menstruación; de lo contrario, una vez al mes.  Es muy importante aprender a realizarlo.
  • Exploración clínica de las mamas: Si no hay molestias, una vez al año; de lo contrario, las veces que sea necesario. Esta revisión debe realizarla de preferencia el ginecólogo.
  • Mamografía: Periódicamente a partir de loas 45 años o según el criterio del especialista.Hay otros exámenes como la ecografía mamaria, el dosaje de prolactina, la galactografía o el papanicolau de secreción mamaria, entre otros, que se realizan para diagnosticar otras enfermedades o el cáncer de mama.